DRENAJE LINFÁTICO

El drenaje linfático con imanes es equivalente al drenaje linfático manual con la ventaja de ser indoloro y poco invasivo.

 De acuerdo con la escuela de biomagnetismo Azul Camet, aplicamos conjuntos de imanes siempre en polaridad norte, cuyas propiedades físicas suponen que son antisépticas dispersoras y antinflamatorias. 

El drenaje linfático con imanes es eficaz para:
-sobrepeso, celulitis, hinchazón
-refuerza el sistema inmune
-depura eliminando toxinas y sustancias de desechos.
-retorno venoso
-cefaleas
-disfunción intestinal
-acné, eccemas
-estrés, insomnio

El sistema linfático se compone de:

1. Vasos linfáticos. Transportan un líquido claro llamado linfa, que recogen en los tejidos y órganos y lo llevan hasta las venas principales. . Al pasar por los ganglios linfáticos la linfa se pone en contacto con células del sistema inmune. 
2. Nódulos linfáticos. Están situados en lugares estratégicos para hacer de primera barrera contra posibles patógenos y por tanto intervenir en la respuesta inmunitaria temprana. Así, las células productoras de anticuerpos y los eosinófilos son abundantes en estos nódulos. Son muy abundantes en el apéndice del digestivo, en las amígdalas y en las placas de Peyer del íleon.
3. Ganglios linfáticos. Son estructuras con forma arriñonada. Se sitúan en el trayecto de los vasos linfáticos desde los tejidos hacia las venas. Son abundantes en las axilas, la región inguinal y los mesenterios 


 

La linfa se compone de:

-glóbulos blancos, especialmente linfocitos (células que atacan las bacterias en la sangre)

-líquido proveniente de los intestinos que contiene proteínas y grasas

 

Los imanes se aplican sobre el cuerpo con ropa durante unos minutos, y en puntos y zonas estratégicos del sistema linfático. 

Diferentes combinaciones de imanes se aplicarán en función de la necesidad del consultante y según sus síntomas.

El drenaje linfático está contraindicado en enfermedad grave e insuficiencia de algún emuntorio (órganos a través de los cuales el organismo da salida a las toxinas). Los cinco emuntorios son:  la piel , el hígado , el riñón (orina), los intestinos (heces) y el pulmón (monóxido de carbono y otros ácidos volátiles).

biomagnetismo
  

Una serie con un número mínimo de 3 o cuatro drenajes son recomendables espaciando cada drenaje 2 semanas.

Reserva tu cita en el 628 305451


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *